Ruta del faro de Estaca de Bares a los acantilados de Loiba

17 julio, 2017

Ruta del faro de Estaca de Bares a los acantilados de Loiba

Comenzamos nuestra ruta en  los acantilados de Loiba, con su famoso banco de Loiba “el más bonito del mundo”, para llegar hasta él tomamos la carretera que va desde Ortigueira hasta Viveiro, una vez llegado a Loiba, un cartel de madera nos avisa del camino a tomar.

En los acantilados de Loiba con su famoso banco.

Es un mirador precioso, pueden contemplarse unas vistas impresionantes por un lado hasta el cabo de Estaca de Bares y para el otro a cabo Ortegal. Alguien escribió en el respaldo la frase “The best bank in the world” y, aunque no lo necesitaba se convirtió en un lugar de peregrinación.

A nosotros personalmente nos gusta más ir hacia do Picón,  siguiendo por los acantilados de Loiba se llega hasta otro mirador con mesas y un pequeño lugar para aparcar, para bajar a  su playa hay que tomar unas escaleras de madera sin dificultad aunque inclinadas, es un lugar menos visitado y más  íntimo formando parte de los acantilados de Loiba.

Estaca de Bares

Seguimos ruta por la misma carretera que dejamos antes dirección Viverio y sólo hay que seguir las indicaciones hasta Estaca de Bares.

Antes de llegar al faro nos encontramos con las ruinas de una base militar estadounidense abandonada. Se conoce como base Loran, que operaba como estación de comunicación mediante radio.

Desviándonos por un sendero, llegamos a la estación de observación ornitológica, cerrada. Las vistas se pierden en el mar hacia el horizonte.

Ésta es zona de paso de aves migratorias, y se considera uno de los más destacados puntos para observación de aves de Europa. Dicen que se han llegado a contabilizar más de 100.000 aves. La temporada de máximo avistamiento es a principios de otoño.

Un sendero continúa hasta la punta. Las vistas hacia el oeste, hacia el Cabo Ortegal y la hermosa costa de Loiba son magnífica, dicen que son unos de los tramos de costa más bonitos de Galicia. Hacia el este, la Punta Roncadoira al otro lado de la ría de Viveiro, y los acantilados contra los que bate el mar.

Aunque también es un lugar bastante concurrido se puede encontrar ese lugar en el que disfrutar de esta parada de una manera más tranquila.

 

Relájate, toma el tiempo necesario, abre bien los ojos y disfruta, que de eso se trata y como escuche por ahí, busca la belleza que es realmente lo único que merece la pena.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!