Carros de Foc

16 julio, 2015

Historia de Carros de Foc;  todo empezó el verano de 1987, cuando algunos guardas de los refugios de la zona de una manera espontánea decidieron dar la vuelta al Parque Nacional d’Aigües Tortes i Estany de Sant Maurici en un solo día. Sólo pretendían hacer una simple visita de cortesía a los otros refugios. A esta primera visita siguieron otras y de la misma manera espontánea, también nació el nombre de Carros de Foc. Todavía hoy, después de tantos años, no sabemos exactamente el porque de este nombre ni quién fue el inspirador.Con el paso de los años la ruta se ha convertido en la gran clásica del Pirineo. Un lugar de visita obligada para todos los amantes de la montaña. Sólo la belleza espectacular de estos paisajes es la responsable de que año tras año miles de personas recorran sus caminos, coronen sus montañas y de que ese nombre, de padre desconocido, corra de boca en boca: CARROS DE FOC. aquí podrás encontrar toda la información necesaria para realizar esta ruta, página oficial. 

 

El recorrido, a pesar de tener sólo 56 kilómetros, es de una gran dureza, sólo apto para personas en una buena forma física y con experiencia en el arte de los caminos montañeros. La travesía Carros de Foc presenta algunas dificultades que debemos tener en cuenta. La primera de ellas son las contundentes bajadas y subidas, que suman en total casi 9.000 metros de desnivel acumulado. La segunda es el tipo de terreno, propio de la alta montaña, muy pedregoso en las zonas altas y, en algunos tramos, con grandes bloques de piedra. La tercera es la considerable altitud, que se sitúa en una media de 2.400 metros, lo que significa una disminución de la presión atmosférica y una ligera reducción del volumen de oxígeno (un 8% a esta altitud), que pueden afectar al rendimiento físico de algunas personas, y también una radiación solar más intensa. La cuarta, muy importante, es que en algunos collados la nieve permanece hasta bien entrado el verano. Y la quinta es la climatología, inestable en la alta montaña y en la que son frecuentes las tormentas al mediodía o a media tarde los días calurosos, consecuencia de las nubes de evolución que se alimentan de la misma humedad de los bosques. Ah, y por si fuera poco, también debemos tener en cuenta el riego de desviarnos involuntariamente del camino en algún tramo, ya que la señalización no es impecable. Estas dificultades son retos, y no un inconveniente, para los decididos a hacer Carros de Foc. Así mismo, forman parte intrínseca de cualquier travesía de alta montaña.

Relájate, toma el tiempo necesario, abre bien los ojos y disfruta, que de eso se trata y como escuche por ahí, busca la belleza que es realmente lo único que merece la pena.

 

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!