El arte y la moda van de la mano

14 mayo, 2018

Exposición de Sorolla y La Moda en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza

No hay más que ver, para comprobar que esta exposición es una pasarela de la elegancia, donde desfila la moda de los años 1890 y 1920 a través de los lienzos del prestigioso pintor Joaquín Sorolla. 

Sorolla convierte a la mujer, en el personaje principal de sus pinturas donde los cambios de la moda se aprecian perfectamente, en estos, se puede observar a las protagonistas y los protagonistas, como lucen sus trajes de alta costura y en las playas de veraneo destino de las clases altas,  la elegancia se refleja en los vestidos blancos, sus sombreros, sus bastones, sus trajes de lino y sus sombrillas.

En el París de aquellos tiempos, Sorolla ve como comienza a cambiar las costumbres sociales para las mujeres, y en la moda, las líneas sueltas empiezan a cobran fuerza para imponerse frente a los corset del siglo XIX.

Sorolla analiza y estudia los cambios que se producen en la indumentaria femenina, que luego refleja con mucha exquisitez en sus cuadros convirtiéndolos en un perfecto desfile de la alta costura.

 

Hasta 1840 el color de las novias era el color negro, ese año la reina Victoria de Inglaterra opto por el blanco para la boda con su primo Alberto, la difusión de las fotografías de ese enlace, provoco ese cambio de costumbre que se mantiene hoy en día.

Este vestido de gala, de amplio vuelo de finales del siglo XIX, es un modelo del taller de una leyenda de la moda Charles Frederick Worth fundador de lo que se ha llamado alta costura. Este modelo responde propio al siglo XIX ya que en el XX  la tendencia sera la simplificación y estilización de la figura.

En este diseño de Paul Poiret 1907, se observa una mayor libertad de movimiento, la amplitud no exagerada de la falda o las mangas ajustadas en el ante brazo son innovaciones de las piezas de Poiret, en donde terminan siendo de muchísimo éxito y de una gran influencia posterior.  Otros diseñadores y Poiret difundieron ese cambio desde París hacia el resto del mundo, del cual Sorolla fue observador de ese proceso.

 

Estas piezas representa la simplificación de las formas y un nuevo sentido de la elegancia, que abre camino al diseño Art deco que llegará después. Estos vestidos comienzan a reflejar con poco ornamentos una silueta sencilla en donde se destaca la belleza natural en lugar de ocultarlo.

 

El delphos ( llamado así como homenaje a la ciudad sagrada  de la Grecia antigua ), consiste en una túnica plisada que se adhiere al cuerpo femenino, cambiando las tendencias del siglo XIX,  esto refleja otra cultura del lujo, más sobria y menos ostentosa.

El delphos de Fortuny 1920, se ajusta a la silueta del cuerpo femenino liberándolo de ataduras y  facilitando sus movimientos, sin ocultar sus bellezas.

 

Gracias por seguirme !!!

Besos de todo «♥» de Kuorekamaleónika                                                                         ♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!