Viaje a ninguna parte II (Ermita Virgen del Brezo)

6 octubre, 2018

Por carreteras solitarias pongo rumbo a la Ermita Santuario Virgen del Brezo en Palencia, la carretera al principio es buena pero luego tránsito por un puerto de montaña con mal firme, pero es bastante bonita la zona, llego a Alar del Rey por la BU 611, no es la ruta más directa creo pero recorres una zona boscosa bastate bonita y aislada.

Cuenta la leyenda que la Virgen se apareció en sueños a dos pastores extremeños con la orden de acudir a un paraje conocido como la Fuente del Brezo a buscar una imagen escondida.

Al llegar al lugar indicado, una visión les señaló el sitio exacto, y añadió el deseo de que se construyera un templo para su veneración.

El sitio es precioso, el Santuario Virgen del Brezo. Situado cerca de Villafría de la Peña, en la Sierra del Brezo a los pies de la montaña. Es un conjunto que se compone de tres edificios; la iglesia, la capilla y la hospedería. Se accede a la iglesia neoclásica por un atrio. Tiene mesas dónde comer en una gran explanada situada enfrente del Santuario, está inclinada eso sí, con agua fresca y lugares dónde pasar la noche.

Después de comer dimos una paseo para ver un poco las posibilidades de la zona, hay rutas de montaña que hacer, pero el tiempo va empeorando, al principio no le doy mayor importancia pero con el pasar de las horas trae mucho viento y lluvia es hora de que el viaje tome otro rumbo.

Cervera de Pisuerga en concreto al pantano de Ruesga, lugar que frecuente cuándo era más joven, la familia de mi amigo Pedro es originaria de un pueblo cerca y siempre me ha gustado la transición que hay entre la tierra de campos y la montaña palentina.

 Aparcamos la furgoneta y damos un pequeño paseo por Cervera, no sé pero el tiempo o la edad, no sé muy bien me dan unos recuerdos distintos a las sensaciones que tengo, no es lo mismo ya así que tomamos la carretera que va a Ruesga, a los terrenos de un antiguo camping hoy ya cerrado, la pista bordea el pantano, hay gente, coches y alguna auto caravana, no encuentro el lugar que me de buenas sensaciones para pasar la noche, hay bastante dejadez, no cuidan bien esta zona, me sorprende, pero sin más tiempo que perder y recordando cuándo subimos al Curavacas ponemos rumbo a Triollo y luego al pueblo de Vidrieros, a la montaña palentina.

El viaje continua…

 

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!